De la noche a la mañana
nuestra escuela cambia.
De la clase, a mi casa,
de la pizarra, a la pantalla,
del lápiz al ratón,
del patio al balcón…
De las risas, a las palmas,
del gimnasio, a la cama,
del libro al ordenador,
del cuaderno a Microsoft…
Del menú del comedor
al silencio del salón.
De los pasillos repletos,
a las calles y sus ecos…
Del huerto del Infanta
a la tienda de la plaza.
Pero las voces de los maestros,
los alumnos, bien despiertos,
las ganas de conocer,
el deseo de saber,
la música en las ventanas,
los libros y sus hazañas,
siempre vivos, miraré
cantando; Resistiré.

No he podido resistirme a escribir una poesía… en estos momentos de incertidumbre y desconcierto, dentro de cada uno de nosotros, surgen miles de demostraciones de inspiración, para así reinventarnos y encontrar soluciones a problemas jamás pensados.

Eso es lo que hemos hecho en nuestro Infanta Leonor: reinventarnos. Cada uno de los profesionales que formamos parte del Centro hemos aportado nuestro granito de arena, cada uno en nuestro papel pero desde nuestras casas.

Para ello, hemos investigado todas las plataformas posibles y poder así realizar vídeo clases, programado online, corregido imágenes más o menos legibles, propuesto actividades desde todas las áreas… Somos artistas grabando tutoriales… hemos transformado nuestras casas en aulas, la mesa del salón en la mesa del profesor…

También hemos pasado momentos duros, compaginando familia, trabajo, salud…

La respuesta de toda la Comunidad Educativa ha sido impresionante para lograr superar los obstáculos. Es curioso como hemos trabajado de manera Cooperativa más que nunca, justo cuando más separados en el espacio estamos. Una demostración más de la importancia y la necesidad de trabajar todos a una.

Quiero acordarme y dar las gracias a: personal de limpieza, que sin tregua están sacando brillo a nuestro cole; a nuestros conserjes: Jose y Catalin; a nuestros trabajadores y trabajadoras del comedor, que sabemos deben estar pasando momentos difíciles; a los profesores de actividades extraescolares, sabemos también que estáis luchando; a los padres y madres del AMPA; a Carmen, nuestra administrativa, siempre nos aporta calma y apoyo; a los encargados del huerto; al Equipo Directivo, que aunque nos hace trabajar mucho, coordinan de maravilla; y por último a todo el Claustro del Infanta Leonor, mis compañeros, sois maravillosos.

Eva Leonor Silva Méndez

Tutora de 1º de Educación Primaria